Dudas

Ni siquiera sé lo que quiero escribir pero creo que es una forma de contestar la pregunta que lleva mucho tiempo ya dando vueltas a mi cabeza.

Sigue leyendo

Anuncios

La pieza.

Un montón de piezas sueltas amontonadas encima de la mesa, todas aparentemente organizadas, cada una con su función y su lugar dentro del aparato del que hacía ya algún tiempo que habían salido. Pacientemente el mecánico iba colocando cada una en su lugar.

Sigue leyendo

Sobrepasado

Cada día es un nuevo reto al que ya no sé como enfrentarme,la paciencia se me ha acabado y todo supera mis limitrs de paciencia.

Necesito tranquilidad, toneladas de tranquilidad, una calma vital y vivencial, reposo de cuerpo y de alma. Sobre todo de alma. La actividad fisica relacionada con el campo es lo unici que calma mi mente, pero ya sólo consigue tranquilizarme mientras lo hago, ya no consigue calmarme. Y en cuanto vuelvo al contacto con la gente vuelve el estrés y la ira soterrada.

Sigue leyendo

Cuando ya no queda nada

Si el fin fuese el principio sería algo muy trágico. Significaría que todo vuelve a comenzar, seria la repetición de la misma historia una y otra vez. Yo personalmente prefiero que el fin sea el fin, que acabe, que ya no quede nada.

La vida es demasiado larga como para repetir muchas veces el mismo error. Y aunque quizas el error sea la soledad y el vacío, es mas tranquilo para el alma. Sólo es un peso a cargar, el vacío interior pesa más cuanto mas vacío te sientes. Pero esa tranquilidad, esa calma, esa serenidad, no es comparable a nada.

Sigue leyendo

Buenos días

Tengo puesta la alarma a las 6,30 de la mañana. Pero no necesito despertarme tan pronto, todavía me queda tiempo hasta que tenga que levantarme.

Y entonces, ¿para qué madrugar?

Pues es otro recuerdo de tiempos pasados, tiempos en los que me preocupaba y me interesaba por la gente.

Sigue leyendo

Mil mentiras para aprender

Parece ser que necesitamos que nos engañen varias veces para aprender a no ser engañados. Me pregunto qué es lo que nos hace ser tan confiados con algunas personas y tan desconfiados con otras. Teniendo en cuenta como es el ser humano, y por la experiencia que tengo, nuestra debilidad es el interes. Y asi nos va. Porque nuestros intereses raras veces son nuestra mejor guia, suelen ser caprichos, necesidades urgentes o simplemente comodidades a la hora de vivir. Somos hedonistas comodones que ponemos nuestro bienestar por encima de nuestro crecimiento,nuestra mejora y la de nuestro entorno. Es por ello que hay personas que repiten una y mil veces el mismo error creyendo mentiras que quieren creer que son verdad, es por ello que desprecian los avisos y las advertencias de aquellos que no se dejan guiar por las apariencias sino por la experiencia y la logica.

Sigue leyendo