Las profecías


Llegan tiempos oscuros, llega la era de las tinieblas, el fin del mundo tal y como le hemos conocido está próximo … Y sólo nosotros tenemos en nuestra mano cambiar el futuro de la humanidad.

Somos muchos, o puede que seamos pocos. Pero somos. Vivimos tiempos en que lo importante no parece serlo. Cuando es más importante parecer que ser, cuando hay que controlar lo que se dice para no ofender a los que ofenden, cuando la mentira es verdad, y la esclavitud parece libertad.

El Leviathan ha venido a la tierra y nosotros nos hemos entregado a él. Si no despertamos, si no somos capaces de ver donde está nuestra libertad y sólo vemos el espejo en el que reflejan nuestra esclavitud haciéndonos creer que somos libres, entonces no hay futuro ni para nosotros ni para nuestros descendientes.

Hemos de ser críticos, hemos de desconfiar de aquellos que se atribuyen el papel de guías, de profetas mesiánicos que nos guían hacia una sociedad tutelada por una minoría que nos esclavizara.

Somos débiles en nuestras comodidades. Nos han hecho débiles y conformistas. La sociedad de consumo nos ha sometido y ya sólo queremos consumir y que se sepa que hemos consumido.

Cuando ante las lágrimas por las obras de arte destruidas por estado islámico el único comentario que se nos ocurre es presumir de que vamos a viajar a Irán la esperanza en el ser humano se desvanece. Si es más importante decir que tenemos dinero para ir a Irán que sentir algo por la destrucción por parte de unos fanáticos de la belleza creada por nuestros semejantes, entonces estamos poniéndonos al mismo nivel que aquellos que destruyeron las obras de arte.

Y ese es el mundo en el que vivimos. Las redes sociales se inventaron para unir a las personas, pero las hemos convertido en escaparates en las que mostrar nuestras míseras vidas teñidas de la grandeza de la apariencia y la frivolidad. Nada importante se muestra, todo es presumir del momento aunque este sea simplemente un instante comprado a base de qué. Comprado a base de nuestro alma.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s