Mil mentiras para aprender

Parece ser que necesitamos que nos engañen varias veces para aprender a no ser engañados. Me pregunto qué es lo que nos hace ser tan confiados con algunas personas y tan desconfiados con otras. Teniendo en cuenta como es el ser humano, y por la experiencia que tengo, nuestra debilidad es el interes. Y asi nos va. Porque nuestros intereses raras veces son nuestra mejor guia, suelen ser caprichos, necesidades urgentes o simplemente comodidades a la hora de vivir. Somos hedonistas comodones que ponemos nuestro bienestar por encima de nuestro crecimiento,nuestra mejora y la de nuestro entorno. Es por ello que hay personas que repiten una y mil veces el mismo error creyendo mentiras que quieren creer que son verdad, es por ello que desprecian los avisos y las advertencias de aquellos que no se dejan guiar por las apariencias sino por la experiencia y la logica.

Sigue leyendo

Anuncios