Dos años


Dos años, dos fiestas, algunos encierros y alguna noche en blanco. Un funeral, una muerte, una traición, la oscuridad.

Lo que era el final de una vida se convirtió en el reinicio de una historia, en el fin de otra, en la muerte de un alma y en el fin de la ilusión.

Dos años después creo que todo sigue igual, aunque la verdad es que ya no me interesa. Sólo me interesa mi vida. Esa que sigue por su cauce de oscuridad. No hay futuro ni ilusión.

El año que viene serán tres. Ojala la cuenta no sea muy larga, no tengo nada que contar ni que hacer.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s