Intentando


Cuando la vida nos da lecciones que no quisiéramos haber tenido que aprender es el momento de hacer cosas que nunca hubiéramos creído que iríamos a hacer. Pero hay que tener mucho valor para dar el paso, para renunciar a nuestro orgullo,a nuestra seguridad en que lo que creíamos era la verdad.

Por eso intentamos hacer las cosas. Pero lo hacemos con tan poca confianza, con tan poco entusiasmo que lo que hacemos es el ridículo. Mucho más ridículo que si realmente hiciéramos lo que tenemos o queremos hacer.

Hay intentos que son tan ridículos que ni siquiera llegan a intentos, son simplemente gritos de desesperación sin más fundamento que una necesidad que no sabemos cómo satisfacer.

Un WhatsApp ofreciendo un musical con una excusa infantil, con el doble sentido en la palabra, para que vayan a verte es cobardía mas que intentona. Es una triste artimaña para no dar la cara, para no ser quien eres, para no reconocerte.

Mejor que intentes lo que quieres hacer, no te lo voy a impedir ni te voy a poner ninguna dificultad. Sigo esperando que más que intentarlo des el paso de hacerlo. Quiero que lo hagas y no habrá reproches, ni venganza. Sólo habra una persona herida por otra que no sabe ni siquiera quien es ni lo que quiere hacer.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s