Envejecido

Una vez mas me doy cuenta de que mi mundo se viene abajo. El peso de los días cae sobre mis hombros y nada parece poder aliviar esa sensación de finitud. Hay veces en que no sé lo que quiero, hay veces en que deseo cosas totalmente opuestas. Cada vez le encuentro menos sentido a cada hora que pasa, y solamente la frenética actividad me aleja de mi triste vivir.

Sigue leyendo

Anuncios