Falsas ilusiones


En este país de pandereta en el que nos ha tocado vivir tenemos que soportar a políticos con una visión de la realidad digna de mentecatos de altísimo nivel. Desde las pasadas elecciones he escrito un par de veces al respecto, en ambas ocasiones plantee que las posibilidades de pactos políticos estaban limitadas a una sola opción posible y que visto el comportamiento de los partidos políticos seria inviable que tomara forma.

Sin embargo y pese a esta realidad repetida hasta la saciedad por los medios de comunicación y analistas políticos el Psoe con su líder Pedro Sánchez se empeñaron en embarcarse en una aventura destinada nada mas que al fracaso. Se ilusionaron cuando el rey les encargo las negociaciones para formar gobierno después de la negativa de Mariano Rajoy y el PP. El encargo iba envenenado y mas que otra cosa fue un formalismo para quedar bien por parte de la casa real, después de encargarselo a la primera fuerza politica lo lógico era encargarselo a la segunda.
Pedro Sanchez pensó que era su oportunidad de crear lo que ellos se han empeñado en llamar un gobierno de cambio progresista, sin querer darse cuenta de que no tenían los apoyos necesarios y mas aun sin querer ver que aunque les apoyaran las fuerzas progresistas del parlamento no lograrían tener aun asi la mayoría necesaria para conformar un gobierno con la suficiente estabilidad.
Ha pasado el tiempo, un tiempo en el que el Psoe lo único que ha logrado es firmar un pacto de gobierno con la fuerza menos progresista de todas las que tenia disponibles, Ciudadanos de Albert Rivera. Con eso pensó que tenia la mitad del camino andado, podía haber sido así si no se hubiese equivocado en la dirección a tomar. Con ese pacto con Ciudadanos la única alternativa viable habría sido ir hacia la derecha, hacia el PP,  pero eso habría sido ir contra natura y posiblemente habría sido un suicidio político. Era un movimiento que exigía demasiada altura de miras para este dirigente tan burriciego como ha demostrado ser Pedro Sánchez.  En cambio decidió virar a la izquierda.
La izquierda española es ahora mismo un despropósito de partidos, ideologias y personajes o personalidades. La fuerza mayoritaria es Podemos, con su líder carismatico Pablo Iglesias. Este partido surgido al calor de lo que fue el movimiento 15M, ha tomado caminos ideológicos muy próximos al comunismo populista que surgió en América latina como contrapunto al poder de los Estados Unidos y que fueron apoyados en su momento por un URSS con un poderío económico que no posee la actual Rusia de Putin.
Luego tenemos a IU, con Alberto Garzon. Un líder que ha dado un paso en la desaparición del partido que debía ser el referente de la izquierda. Hace ya muchos años que IU ha dejado de ser un partido para convertirse en un grupo de izquierdistas a cada cual con una idea mas descabellada que les ha llevado a la práctica desaparición electoral, pero sobre todo a la desaparición ideológica.
Y luego tenemos a los nacionalismos, nacionalismos de izquierdas. Algo tremendamente contradictorio ideológicamente puesto que el nacionalismo por definición es movimiento de los que se pueden llamar de derechas o mas concretamente conservadores. El concepto de nación siempre ha tenido una connotación contraria al internacionalismo que la izquierda siempre ha propuganado a través de las diferentes Internacionales.
En fin, con ese galimatías de la izquierda española quería pactar Pedro Sánchez. Y todo eso lo quería juntar con Ciudadanos que rechaza los nacionalismo excluyentes de Cataluña y País Vasco, que rechaza el radicalismo populista de Podemos y que evidentemente no coincide en ningún planteamiento utópico de los que IU propone.
Ademas tenemos que añadir la oposición que desde dentro de su propio partido se encontró a la posibilidad de pactar con determinados partidos. El tema de nacionalismo independentista catalán era inabordable para un partido de carácter nacional, sobre todo si tenemos en cuenta que el núcleo duro del Psoe esta en Andalucía. Por otro lado estaba el temor nada infundado de parte de las élites y viaja guardia del partido de que una unión con Podemos pudiera desembocar en la practica desaparición del Psoe. Teoría nada desencaminado puesto que Podemos como buen partido de izquierdas radical tiene muchos puntos en común con los partidos comunistas de Cuba y Venezuela, así como también los tiene con los partidos de ultraderecha como fueron el partido Nazi en Alemania, el partidos fascista en Italia o el franquismo español. Todos estos movimientos, menos el franquismo español y el comunismo cubano,  accedieron al poder de forma democrática,  para una vez en él (y ya todos ellos) eliminar a toda oposición primero a los rivales ideológicos y luego a los de su propio ideología ya fuera absorviendolos como ya ha hecho en la practica con IU o declarandolos enemigos y eliminandolos.
Así pues con estos mimbres era practicamnente imposible que la investidura pudiera salir  adelante. Pero Sanchez decidió que él era el único que tenía razón e iba a conseguir lo irrealizable. Pues aquí estamos, a mediados de abril, cuatro meses después de  las elecciones sin un gobierno y sin posibilidad de que se forme, pasando el tiempo para convocar nuevas elecciones. En conclusion, seis meses de la historia de España tirados a la basura por la cabezonería y optimismo irreal de un lider político que tiene tan poco de líder como de político.

P.D. No es de extrañar que nuestra clase política sufra del mal de irrealidad cuando la mayoría de la población española ha estado años viviendo porencima de sus posibilidades confiando ciegamente en que las cosas siempre van a ir bien y que las circunstancias de otros nunca les van a pasar a ellos. Ese optimismo enfermizo que ha rayado en locura en la sociedad española ha sido lo que ha llevado a la ruina a cientos de familias y a la locura a miles de españolitos. La depresion, esa dolencia tan común en estos tiempos viene de una afán desmedido de no querer asimilar la realidad, de querer cosas que no se pueden tener y que son imposibles de conseguir. Así tenemos a media España medicandose para poder soportar la dura realidad del día a día, porque cuando el dinero que conseguía alejarnos de esa realidad a base de viajes, coches, salidas y entradas y casas sobrevaloradas se esfumó nos quedamos con la “dura” realidad y sobre todo nos quedamos sin dinero para lo básico. Afortunadamente deberíamos haber aprendido de lo que nos pasó… Pues no, somos tan ilusos o tan desequilibrados mentalmente que en cuanto se nos presenta la oportunidad de volver a lo que nos ha llevado a la depresion económica y mental que hemos sufrido caemos rendidos en sus brazos confiados en que lo que nos pasó una vez no nos pase una segunda. Por suerte la historia es una materia que ya no se estudia en nuestra sociedad, si no quizá alguno/a se podría dar cuenta de que la historia se repite de forma cíclica y que lo que paso una vez volver a a repetirse si insistimos en hacerlo igual.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s