Nota de un demente.

http://youtu.be/ghDL3P1b500

Bordeando la locura, ahora mismo ya no sé nada. Me voy a volver loco, la ansiedad me invade por momentos, la depresión es mi compañera inseparable y la angustia está permanentemente a mi lado.
Ya no soy capaz de controlar todo esto. Durante años he conseguido mantener el equilibrio, pero ya no. He dejado mi fortaleza a un lado, me he dejado vencer.
Son demasiadas cosas. Ya no hay forma de mantener el equilibrio, ni la salud mental. Mi cabeza es una atracción de feria en la que las ideas van y vienen, en la que no hay descanso. Y voy a reventar.
No consigo ni que la soledad me calme. Porque en la soledad, en mi querida soledad, tampoco soy capaz de poner orden a mis pensamientos.
Y para más, mis sentimientos tampoco es que ayuden.
Estoy perdido porque sé que no lo estoy,y cada minuto que pasa veo más claro el futuro y a la vez lo veo más negro. No hay esperanza en el mañana, no hay esperanza en la humanidad, no hay esperanza en los que me rodean, no hay esperanza en mi.
Y mi cabeza no soporta esa falta de esperanza. ¿Para qué levantarse y respirar si todo es efímero, falso, cruel y traicionero?
El silencio ya no existe, porque mis pensamientos no paran, no los consigo callar.
Mi alma esta rota, mi razón desquiciada, mi vida vacía, mi corazón endurecido.
Ya no hay nada más que esperar, bueno, sólo una cosa: la muerte.

image

Anuncios