Llorar

Por qué ya no sé llorar. Por qué me cuesta romper a llorar. ¿Tanto he endurecido mi corazón y mi alma para que todo me de igual y poder seguir viviendo que ya no puedo llorar para así soltar parte del inmenso lastre que llevo a cuestas.?
Tan seco esta mi corazón para que ni estrujandole sea capaz de soltar una sola gota, una sola lágrima.
Por qué me es más fácil llorar con algo ajeno a mi que por mi mismo. Soy yo acaso más fuerte que la humanidad para que llore por los defectos del hombre y no pueda ser compasivo conmigo mismo.
Sigue leyendo

Anuncios

Diario

No sé cómo debería sentirme.Pero sé cómo me siento.
Estoy tumbado en la cama escribiendo estas palabras sin mayor sentido que el de entretener a mi perversa mente, intentar cansar a mis ojos y distraer mi pensamiento para así poder estar relativamente en paz.
El cansancio físico no es suficiente para poder conciliar el sueño. El agotamiento me puede de madrugada, cuando por fin ya he conseguido dormirme, es entonces cuando me arrastra a los territorios de Morfeo para hacer que el despertar sea una misión casi herculea.
Sigue leyendo