Luchas

En el salón de actos se estaban reuniendo los convocados y los convocantesde aquella insolita asamblea. El ambiente era tenso, y una falsa amistad y camadería recorria las conversaciones de los distintos corrillos.

Estaban en el preambulo de la Asamblea que decidiría quién iba a mandar, ¿o se decidía otra cosa?.

Pequeños enfrentamientos para conseguir asegurarse la situación mas propicia hicieron que las aguas llegaran revueltas al momento crucial. No es bueno remover el barro si quieres tener aguas cristalinas, eso es algo que algunos todavia no han aprendido. De lo revuelto, de lo oscurecido con las turbulencias no puede salir nada claro, no es facil que lo que salga de ahi este limpio pero si es posible.

Comienza el enfrentamiento. Se sienten los roces, los golpes entre las partes mientras defienden cada uno su espacio, mientras van creando las condiciones para expulsar  o para aferrarse al poder. Cuando alguién que se encuentra entre medias de las dos facciones contempla esas luchas se pregunta qué es lo que hay detras de ese poder para que todos quieran aferrarse a el. 

La reunion avanza, hay discrepacias que se podian solucionar sin problemas, transigiendo. Debería ser facil cuando sabes que cuentas con todos los votos necesarios para ganar. Pero no.  Ese ansia de poder, no sólo de ganar, si no de poder, de pisotear a tu adversario, de imponer tu idea por encima de loq ue es estrictamente necesario. No entiendo porque ha de ser asi. Ttodo esto lo unico que hace es enturbiar un poco mas las aguas.

Al final ceden a las pretensiones de los futuros derrotados. Han hecho falta unos cuantos minutos y algunas voces para que al final cedan. Tanto remover el barro para al final no encontrar nada.

Se vota, y sale el resultado esperado aunque con sorpresas. Otra tangana final. Acusaciones, gente cabreada, malas caras.

Y ahora me pregunto: qué es lo que tiene el poder para que queramos pisotear a los demas; qué es lo que vemos en estar arriba si no es lo que deberiamos ver; por qué algo que esta al servcio de los demas se convierte en un seervicio a mi mismo.

Me pregunto si el barro que se levanto todavia sigue en suspension oscureciendo las aguas para que no veamos hacia donde nos dirijimos. Me pregunto cuanto de mentira hay en todo lo que se dijo y se hizo.

Me pregunto hasta donde estaran dispuestos a seguir luchando por el poder.  Seran capaces de llegar hasta el extremo de destruir aquello que le dio y les da el poder.

Me pregunto muchas cosas, pero sobre todo me pregunto: ¿cómo  es que nos extrañamos de lo que hacen nuestros politicos, nuestros grandes empresarios, la gente con mas poder, si en un pueblo, en una asociacion que no gestiona dinero, que no  tiene capacidad prácticamente para nada, en la que lo unico que haces es comerte marrones se ha llegado a situaciones de luchas de poder tan freneticas que consideran legitimas los insultos, las enemistades personales, la violencia fisica y verbal?

Dónde queda eso de la cooperacion y el trabajar en pro de un bien comun. Me da la sensacion de que trabajamos en pro de un bien particular. La duda que me queda es saber algún dia cuál es ese bien particular que yo no soy capaz de encontrar.

Anuncios

Folio Arbo (*)

Y yo que creia que esto nunca llegaría – pensaba mientras recorria la calle  principal de aquel pequeño pueblo.

Hace apenas unas horas estaba fuerte y sana. Con ese color dorado que sólo un verano bien aprovechado podia darte. Me movia acompasadamente, dejandome llevar por lassensaciones que el dia me traia hasta mi.

Veia pasar la vida con la despreocupación del que no tiene nada de que preocuparse, ni suiquiera me preocupaba de los que que a mi lado iban cayendo, abatidos por las tormentas de estos dias. Nada de lo que pasara alrededor de mi me importaba, yo era mas fuerte que mis iguales, me creia mas lista que mis iguales. Pero…

Pero no era asi, era igual que mis iguales, y pese a mi fortaleza y a mi aparente buena salud, a todos nos llega el dia. Y este era mi dia.

Amanecio revoltoso, unas frias gotas empezaron a caer. Las negras nubes no auguraban nada bueno, pero otros dias asi habia vivido ya .. asi que, de qué tendría que preocuparme. Las gotas fueron acelerando su ritmo, y una ligerisima brisa empezo a rozarme suavemente. Era incluso agradable.

Pero la brisa fue creciendo y finalmente un fuerte viento hizo que cayera.

Y ahora heme aqui, al antojo de este viento. Empujandome ahora hacia arriba, ahora hacia abajo. Corro velozmente por la calle que he visto todos los dias de mi vida. Finalmente una pared me frena en seco.
No me hago daño mientras caigo casi flotando hasta el suelo.

Alli me reuno con otras tantas como yo. El monton empieza acrecer. Somos hojas, el otoño ha llegado y nuestro dorado aspecto engalana los arboles y las aceras, recordando al sol que ya no nos calienta, recordando que la vida es corta pero que igual que hoy caemos,  otras como  nosotras  vendran mas adelante para sustituirnos, para recordaros que siempre  habra alguien que continue vuestra tarea.

(*) El titulo esta en esperanto, San Google os lo traducira. Aunque no creo que a ninguno os haga falta.

 

 

vectores-de-la-hoja-del-arbol_4823

Esta noche

Esta noche tengo miedo a la calma y al silencio, tengo miedo al descanso del cuerpo, a cerrar los ojos y quedarme a solas conmigo mismo. Tengo miedo de mi mismo, de mis temores y mis miedos.

No quiero quedarme a solas conmigo porque sé lo que voy a pensar, sé lo que me voy a decir y lo que voy a ver.  No ha sido un buen dia, y pese a que he huido toda la tarde de lo que he pasado durante la mañana, sabía que tendría que enfrentarme a ello, sabía que en un momento del dia pensaría en ello y sé que no me va a gustar lo que voy a sentir.

Sé que una vez mas hara tambalear todos mis principios, sé que ese debil equilibrio entre esperanza y realidad en el que se mueve mi vida, volvera a decantarse hacía esta triste realidad que me rodea dia a dia, ya la que malamente consigo sobrevivir. Cada vez mas apatico, cada vez es mas facil que se me hundan mis barreras y  mis fachadas. Estoy huraño, silencioso, apatico , desmotivado y hasta mas crítico, cínico y sarcastico de lo que es “normal ” en mi.

Siento tambalearse el suelo bajo mis pies, como otras cientos de veces en mi vida, pero cada vez que eso pasa el tiempo ha corrido y cada vez estoy mas cansado para volver a levantar esos muros y poder sostenerme de nuevo. 

Soy un naufrago al que le gusta vivir en una isla desierta, al que le gustaría que le rescataran de su isla para llevarle a otra igual.  Soy alguién que espera la compañia de alguién con quien no querre estar. Soy una contradicción que no quiere aclararse. Soy yo, con todas mis paranoias mentales, un inadaptado a la realidad, a la que cada día aborrezco un poco mas que el anterior, soy el que se ha vuelto insensible a base de proponerselo y al que las emociones le embargan por cosas minimas. Soy el blanco y el negro, pero sin tonalidades intermedias, extraño a la vez que cercano, amable a la vez que desagradable, alegre a la vez que huraño, capaz a la vez que inutil; soy…soy yo.