Principios

“Se fuerte para que nadie te derrote, se noble para que nadie te humille, se humilde para que nadie te ofenda, y sigue siendo tu para que nadie te olvide.”

 Qué dificil va a ser la andadura en las procelosas aguas en las que me he metido. Qué dificil mantenerse en pie sin suelo al que sujetarse y no poder bajarse del barco. Cuanta responsabilidad sobre mis espaldas y cuanta confianza de tanta gente que espera, quiza, demasiado de mi.

Ha llegado el momento de enfrentarme a la realidad por mis ideales, por esa forma tan peculiar de pensar que tengo, por ese innato criterio de pacificar y de buscar la verdad y la claridad. Nada hay peor que la oscuridad, y lo digo porque conozco de sobra la sensación que se tiene viviendo en ella. No hay nada peor que la falta de confianza para que la oscuridad pueda desaparecer.

Por ello no puedo, ni quiero traicionar la confianza que algunos han puesto en mi. Es duro, y mi pulso flojea en estos momentos de incertidumbre, de duda  sobre lo que debo o no debo hacer. Sin duda sé que voy a hacer: voy a mantenerme en mi postura, voy a explicar mis motivos, voy a intentar convencer con ellos, y si no consigo nada … pues habra que retirarse con la moral intacta, la fe engrandecida y la confianza afianzada. Puesto que perder una batalla no es malo, siempre y cuando sigas vivo y con fuerzas para seguir luchando por lo que uno cree justo.

Dijo Julio Cesar: la mujer del Cesar no sólo debe ser honrada, sino también debe parecerlo.  Hasta ahora creo haber sido honrado, mi reputación avala lo que digo.  A partir de ahora tambien tengo que parecerlo , y eso curiosamente me plantea mas dificultades que el simple hecho de serlo.

P.D. Se aceptan consejos y opiniones, que falta me van a hacer.

 
Anuncios

Perdido con las dudas

Hay veces en las que uno no sabe que es lo tendría que hacer. Es dificil saber elegir entre lo correcto y lo que sería bueno hacer.

Casi siempre es facil saber que es lo que sería bueno hacer, no lleva implicito ningun problema. Tienes un criterio, buscas un resultado, intentas evitar daños colaterales a tu decisión y ya esta: ahi esta la solución, tienes que hacer “esto”. Eso te quita muchos problemas a la hora de decidir, es verdad que luego lo que pensabas que era bueno hacer puede que no haya resultado tan bueno y todo lo que habias pensado que sucederia si hacias “esto” no ha sucedido sino que ha sucedido otra cosa.

Pero que pasa cuando lo correcto y lo que crees que es bueno hacer no coinciden. Que debemos hacer, aquello que nuestra moral o nuestra filosofia de vida nos diga que es “aquello” que es correcto para hacer el bien; o deberiamos seguir con ese estudio detallado de la situación que nos dice que “esto” es lo que esta bien para que pasen las cosas que tiene que pasar.

Es dificil compaginar ambas cuestiones porque, por lo menos a mi me pasa, siempre lo correcto implica hacer algo que crees que no deberias hacer para que todo siga bien. Es entonces cuando aparaece la etica de House (si, ese personaje de ficcion que es un medico prepotente y resentido que no responde ante nada ni ante nadie). Y entonces te tienes que armar de valor y tirar para adelante con lo correcto aunque ello te cueste acabar con una buena situación.

El problema de la etica de House no es ponerla en práctica, el problema es que ponerla en práctica no te cueste tu “vida”. No todos nos podemos permitir el lujo de ser House, ni somos unos genios, ni podemos vivir alejados de la humanidad, aislados de las relaciones con los demas (aunque ya he dicho mas de una vez que me encantaría poder ser asi). Entonces como ser House y sobrevivir en el intento. He llegado a la conclusión de que cuando la ética de House la empiezas a poner en práctica en pequeñas cuestiones vas a costumbrando a la gente a ese comportamiento. También es verdad que en este mundo de mentiras encontrar a alguien que te diga lo que piensa sin miedo a las consecuencias que pudiera acarrearle es algo de agradecer, pues nos ayuda a conocernos mejor ya que nos enseñan aquello que nosotros no somos capaces de ver de nosotros mismos y que los demas nos ocultan por miedo a ofendernos. También es verdad que hay poca gente con el sentido del humor y la personalidad lo suficientemente desarrollado para que la opinión de un tercero no le pueda molestar a su orgullo y  le pueda servir para conocerse mejor y evolucionar.

Cada día tengo mas claro que la etica de House es una liberación para mi y para los demas. Es cierto que es duro y que no todo el mundo puede entender que las criticas duras o suavizadas, en este tipo de pensamiento, siempre tienen un fin de mejora y no de humillación o insulto, pero es un riesgo que creo que se debe y debo de tomar si creo que el mundo puede y debe mejorar, si sigo creyendo en las personas (aunque muchas veces piense que no debe confiar en un género humano que no me ha dado nada mas que disgustos y decepciones).