Campaña electoral.


Unos se frotan las manos, otros se frotan los ojos.

En eso están los dos grandes partidos de nuestro sistema político. Luego tenemos a los que se lamentan de la perdida del poder de coacción para obtener sus privilegios, algunos lamen sus heridas desde hace décadas mientras ven que elección tras elección se siguen desangrando sin encontrar esa venda que corte la hemorragia. Luego tenemos los esperanzados y esperanzadores, esos de nueva creación que aspiran a ser algo, en los que esperamos encontrar la honradez que no encontramos en los existentes.

Ahi están todos los partidos, en un circo mediático y propagandístico. Vendiendo humo, propuestas a medio formular, vagas promesas con las que ofrecernos un caramelo que nos suaviza la amargura de lo que nos espera de aqui en adelante.

Que nadie piense que los que van a ganar sin suspense ni dudas, arrasando según dicen las encuestas, van a solucionar este problemon en el que no hayamos metidos. Que nadie piense que aquellos que van a perder, algunos dicen que hasta la camisa, podrían solucionar aquello que no han sido capaces de solucionar.

El problema que nos afecta, no es un programa político, no es un cuestión de números, no es una fría estadística. El problema que nos afecta es un problema de humanidad, de personas. Esta lacra que se ha instalado en España y que tiene toda la intención de no irse en unos cuantos años se llama desempleo. Y no es una lacra económica ni política. Es una lacra humanitaria. Porque el paro no es simplemente el no poder trabajar, el tener el día ocupado en un quehacer, el sentirse realizado mas o menos dependiendo de los identificados que estemos con nuestro trabajo. El desempleo es cortar de un tajo las ilusiones de la gente, es acabar con un futuro, es hundir a familias en la miseria y la desesperación al ver como todo una vida se desmorona en momentos, al ver como pierden su casa, como no tienen para comer, como no pueden crear una familia.

Eso es el paro un drama humano que esta campaña electoral se va a convertir en números, en estadísticas, en posibles votos, en…
Pero nadie querrá ver el lado humano de esa lacra, igual que nadie quiere ver las imágenes del Tercer Mundo con niños desnutridos, con viviendas indignas de cualquier ser humano, de madres llorando por no poder dar de mamar a sus hijos, de padres que no pueden hacer nada para conseguir comida para sus hijos.
Esas imágenes que no queremos ver de ese lejano Tercer Mundo las tenemos a las puertas de este Primer Mundo, no serán tan  duras, pero las empezamos a tener aquí, al lado nuestro, en nuestros vecindarios, en nuestros pueblos y ciudades.

Pero si volvemos a la campaña electoral qué vemos. Yo veo presupuestos descomunales destinados a engañarnos. Sólo en la realización del debate a dos entre Rubalcaba y Rajoy, nos vamos a gastar algo mas de medio millón de euros. Son 550.000 euros gastados en algo que no va a aportar nada a nadie, no va a aportar nada ni siquiera a los partidos. Podemos imaginar lo que aportaría eso a miles de parados.  Asi de primeras podían ser 500 familias con un sueldo de 1000 euros. Imaginemos lo que se podría hacer si eliminaramos esta absurda campaña electoral en la que el resultado ya esta claro de antemano y dedicáramos ese dinero a las familias en las que el desempleo se ha fijado. Pensemos que estamos a algo mas de un mes para Navidad, pensemos en esos niños que estas navidades no van a poder tener un regalo, pensemos en esos padres que harán lo imposible por que sus hijos mantengan viva la ilusión mientras ellos la van perdiendo. Pensemos en nosotros en ellos, ¿pensaran nuestros políticos en ellos?

No hace falta seguir poniendo ejemplos, no hace falta echar mas leña en el fuego de la indignación contra esta clase política que sub-dirige el mundo, sólo hace falta despertar de este letargo en el que la bonanza y tranquilidad de décadas nos ha sumido, no atacando a los partidos sino simplemente exigiéndoles que hagan lo que nosotros queremos que hagan, no conformandonos con que nosotros aceptemos lo que ellos  nos proponen.

Suerte a todos, la necesitaremos para saber elegir la forma de realizar nuestras exigencias.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s