Y no me importa nada

Avanzamos hacia ese objetivo que me he puesto en mi vida, ya sé lo que quiero hacer de ella. Quiero ser insensible y impasible. Quiero estar tan alejado de este mundo y su realidad como me sea posible. No quiero saber nada de nada ni de nadie que no me importe personalmente.

Quiero tener la distancia mas grande posible con respecto a todo lo que este a mi alrededor para así poder ver las cosas con la frialdad necesaria para poder vivir con tranquilidad.

Sigo siendo de sangre caliente, y aun me enciendo con las cosas. Pero debo aprender y estoy aprendiendo a “enfriarme” con la misma rapidez con la que me “caliento” y sobre todo tengo que aprender a controlarme, ser de hielo hasta conseguir que nada consiga alterarme.

Es difícil, pero por lo menos ahora tengo un objetivo en la vida.

Anuncios

Tocando fondo

El oscuro liquido se movía acompasadamente. La mano movía de forma despreocupada la copa mientras miraba a la lejanía a través de la ventana. Volvió la mirada hacia la copa y lentamente bebió un trago del áspero vino. Miró la copa mientras la inclinaba, el vino se desplazo dejando ver el fondo de la copa.

Apuró el liquido que quedaba. La copa quedo vacía, con esa gota que siempre se resiste a abandonar el cristal. Se levanto del sillón para acercarse a la mesita donde tenía la botella. Dudó entre servirse un poco mas o dejar la copa vacía.

La verdad es que el vino era un placer para el paladar y los sentidos. Le había hecho olvidar el ajetreo del día mientras disfrutaba de su sabor sentado en su sillón. Le adormecía la conciencia hasta hacerle olvidar que estaba allí, que tenía asuntos por resolver.  Pero su efecto pasajero le devolvía a la realidad.

¿Merecia la pena volver a llenar la copa? o sería preferible quedarse contemplando el fondo de la copa que le mostraba su vida tal cual era, solo cubierto por una pequeña capa de vino que hace que la realidad fuera un poco mas soportable.

Había tocado fondo, ya no había nada mas en su vida con lo que llenar la copa, ya no merecía la pena llenarla con vinos de calidad que ocultaran el amargo sabor de la misma durante el tiempo que duraran en el cristal. Era mejor dejar su vida vacía, olvidarse de todo y continuar sin nada, vacío, hacía un futuro que no sabia que le iba a traer pero del cual no esperaba nada con lo que poder rellenar su copa.

11 de junio: ¿por qué todo es lo que no tenía que ser?

Hoy 11 de junio se han constituido los ayuntamientos y al respecto de lo que hoy ha sucedido tengo dos reflexiones que hacer.

La primera dice que algo no funciona en esta democracia (con minúsculas) que nos hemos dado y por la que actualmente nos regimos. No funciona el sistema de votos (como ya se vio en las elecciones) y no funciona el sistema de que gobierne la lista mas votada. Si no respetamos los dos principios básicos del sistema que son la igualdad de todos los votos y el gobierno de la mayoría, entonces que es lo que nos queda de él.

Ahora gobierna el que mas apoyos logra, pero curiosamente los apoyos se negocian a posteriori de las elecciones y se negocian a espaldas de los electores. Es decir que cuando uno vota a un partido, suponemos que le vota por su programa, por lo que ha dicho que quiere hacer, pero no votas la posibilidad de que pacte con otro. Deberían incluir en sus programas políticos las posibilidades de pactos que contemplan después de las elecciones para que así los electores pudiéramos valorar si queremos que nuestro voto es posible que vaya a otro partido o que tenga esa lista el apoyo de algún partido que no queramos. Es muy cómodo para los políticos decir cuando se les pregunta en campaña por los posibles pactos contestar con lo de pactaremos programas. ¿Si el programa tuyo es distinto del otro como os vais a juntar? y ¿si el mismo como os presentáis por separado?.

En fin, todo esto viene porque hoy en muchos municipios la lista mas votada no ha alcanzado el gobierno de las corporaciones. Y lo digo sobre todo por lo que ha pasado en Torrelaguna. Un pacto de intereses personales por encima del bien del pueblo de cuatro fuerzas políticas de diverso y variado espectro ideológico (hay una que dudo incluso que tenga ideología propia mas allá del interés de la persona) sobre la mayoría simple del otro partido. En fin mas de lo mismo, intereses personales, económicos, o profesionales por encima de la unión de todos en beneficio del pueblo.

La segunda reflexión es acerca de la actividad del movimiento 15M y de DRY. Hoy se habían convocado concentraciones en todos los ayuntamientos que constituían sus corporaciones. Deseamos y suponemos que el movimiento ciudadano es un movimiento pacifico que pretende cambiar las cosas, que debe remover conciencias, que debe crear el caldo de cultivo para un cambio de mentalidad del ciudadano. Sin embargo no en todos los sitios ha sido así. Asi como en Torrelaguna los “indignados” se han concentrado en la plaza del pueblo (eran muy poquitos) con su mesa y sus panfletos y actuando solamente mediante el reparto de octavillas invitando a la gente a unirse a las asambleas en otros sitios ha existido violencia.

No voy a justificar aquí la actitud violenta que presenta la policía en la mayoría de los casos. Pero lo que desde luego no voy a justificar es la actitud desafiante que el movimiento esta tomando sobre todo en los lugares donde el efecto publicitario puede ser grande. Es un movimiento pacifico, de resistencia ciudadana, pero eso desde luego no tiene que significar violar las leyes, insultar o atacar a los políticos o a las fuerzas del orden público. Una simple concentración es suficiente para hacer saber a la clase política que estamos ahí vigilandolos, recordándolos que dependen de nosotros para seguir en sus cargos. En ningún momento se tiene que plantear la posibilidad de cambiar las cosas mediante la presión y la coacción, estamos para cambiar conciencias no para cambiar situaciones. Debemos educar a la ciudadanía en el respeto a los valores fundamentales, enseñar a pensar y a decidir por si mismos, a no ser borregos que sigan a un pastor y que tomen sus decisiones de forma reflexiva. No podemos, ni debemos cambiar la clase política; debemos cambiar la forma de actuar de la población ante la clase política para que esta evolucione hacía lo que la sociedad la demande.

La historia nos demuestra que violentar una sociedad para cambiar de forma radical y violenta una sociedad no ha desembocado en nada bueno y/o perdurable. Sólo el cambio en la conciencia de la gente es capaz de crear cambios a largo plazo, firmes en convicciones y estables en los fines y los medios.

Humo

Ayer tenía una historia pero hoy,… hoy la verdad es que no sé siquiera si pensar en tener algo. Y es que hay días en los que uno desaparece, parece como si te convirtieras en humo, en una niebla que apenas se nota. Sabes que estas ahí, que esta ahí,  pero a nadie le importa. Si acaso alguna molestia, alguna queja por tu presencia. Pero realmente no importa que estes o no estes.

Ese humo vaporoso en el que me he convertido es fruto de mi vida. Es lo que he buscado y que a veces consigo. Pasar desapercibido, sin que se note que estas, vivir en un continuo segundo plano, sin protagonismo, siempre siendo actor de reparto y nunca el guapo protagonista.

19 de junio

Una nueva fecha se nos presenta en el calendario marcada con el color rojo de las citas importantes. Ese día la ciudadanía de este país ha convocado a sus compañeros en esta vida a concentrarse, a manifestarse, a expresarse, en las ciudades y pueblos para demostrar a esta corrupta clase política que seguimos estando pendientes de lo que nos hacen.

Queremos demostrar que no nos hemos dormido, que las miles de cosas que se han dicho y escrito sobre esta realidad que salió a la calle el 15 de mayo no han conseguido adormecer a la sociedad. Que todo lo que han ido diciendo de la sociedad activa no ha conseguido desmovilizarla. Hay que reafirmarse mediante estos actos en las firmes creencias que se defienden desde el principio, hay que insistir en cambiar el caduco sistema de partidos que se ha fosilizado en los sillones de nuestras instituciones, hay que recordarlos que somos ciudadanos durante los cuatro años que dura cada legislatura y no sólo durante los quince días de campaña, hay que reclamar la igualdad de voto, hay que reclamar espacio para todos e igualdad de oportunidades.

Mas allá de lo que este próximo 19 de junio se diga, lo mas importante es demostrar que lo que nació de forma espontanea (por lo menos así quiero seguir creyendolo) se sigue manteniendo vivo y fresco, activo pero moderado, exigente con los de arriba y respetuoso con los iguales.

Olvidar

El movimiento 15M lleva ya medio mes en la calle, acampado en decenas de plazas y lugares públicos de España. El movimiento de protesta se ha ido extendiendo fuera de las fronteras de este país que le dio vida.

Ahora pasado este tiempo la presencia mediática del movimiento y de los acampados ha decaído de forma importante, ya sólo son noticia cuando hay un desalojo o simplemente para hacer notas las molestias que producen al resto de la sociedad.

El movimiento parece que languidece fruto de su propio éxito. Creo que es el momento de desaparecer de la rutina cotidiana, de eliminar la presencia continuada que desgasta y desvirtúa la idea original y pasar a una nueva forma de lucha.

Siempre hay que hacerse notar. Pero no siempre es necesaria la presencia continua y constante. Hay muchas veces que es mejor desaparecer para volver a aparecer con fuerza, con nuevos ánimos, con mas notoriedad, haciendose ver breves momentos pero con gran capacidad de manifestación.
Creo que es el momento de levantar campamentos, y es el momento de mantener vivo el espíritu en la red (allí donde se creo). Es el momento de aclarar cosas, ideas, de definir cuales son las cosas que nos unen y cuales las que separandonos nos pueden devolver al silencio anterior. Y una vez definido todo, atacar una y otra vez de forma contundente. Manifestaciones, concentraciones o asambleas en las que todos puedan participar, en las que todos puedan mostrar su unión en torno a aquello que pueda unirnos frente al poder.

 

P.D. Sin que tenga nada que ver con el tema del movimiento 15M, esto es aplicable a nuestra vida diaria, a nuestros deseos y a nuestros sentimientos. Ahí dejo la idea…