Hablando del clásico del futbol…


Ya pasó el partido de fútbol del milenio, ya se jugo el clásico de los clásicos, ya se paró el país para ver un evento deportivo. Por fin una parte de la población es feliz y la otra media esta hundida en una miseria deportiva, ya esta todo arreglado…, se ha jugado el Barça-Madrid.

Y todo esto sucedió el día después de las elecciones catalanas. Hoy ya nadie habla de política, hoy todos hablamos de fútbol (del partidazo que hizo el Barça y de unos tipejos vestidos de blanco que salieron al Nou Camp para que el Barça entrenara con público, pues eso me pareció el partido). Pero las elecciones catalanas han introducido a un personaje tan curioso en política como peligroso podría ser para las próximas celebraciones del clásico futbolistico español.

Todos, o casi todos, conoceréis a un tal Joan Laporta…. Por lo menos habréis oído hablar de él. Si, claro que sabéis de quién estoy hablando… aquel que fue presidente del Barça, que logro lo que nadie había logrado para el club, aquel que ahora dicen que se llevo dinero del club para disfrutar a lo grande de los triunfos que los jugadores y el técnico habían logrado. También habréis oído que se iba a meter en política, que había fichado para su partido nada menos que a Lucia Lapiedra (esto debía ser para animar las sesiones del parlamento catalán).

Pues sí al final se metió en política, se metió en la política catalana y se metió en el independentismo catalán, mas allá que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC o el partido de Carod Rovira). Y se ha metido tanto que ha logrado cuatro escaños en el parlamento catalán (cosa que no me parece ni mal ni bien, pero que dice muy mucho de como estas las cosas en ese mundillo de la política).

Pero imaginemos que hubiera logrado la mayoría (de momento harto difícil) y pudiera poner en práctica sus ideas políticas. Quizas el partido de ayer hubiese sido el ultimo clásico disputado en la liga española, porque si Cataluña se independizara, digo yo que tendría liga propia y estos clásicos del fútbol sólo se darían en la Champions.

Imaginemos un país en el que ya nunca mas, dos veces al año, se paraliza todo para seguir y analizar un partido de fútbol del que parece dependa el futuro de todos nosotros. No sería los mismo. Los problemas intrascendentes que nos rodean como el paro, la corrupción, los desahucios hipotecarios, los impagos, los impuestos o el terrorismo (ya casi olvidado en esta nueva sociedad) fueran los temas de los que hablara la gente. Que la gente en vez de preocuparse de si el Barça necesita a Guardiola o si Mourinho es un provocador en el banquillo del Madrid, se preocupara de quién es el que esta sentado en la poltrona de la presidencia de un ayuntamiento, autonomía o gobierno.

Ese país sería un caos, los políticos tendrían que trabajar, ser honestos, honrados. Responder ante el pueblo de las acciones que hacen igual que lo tienen que hacer un entrenador ante su afición. Un país en el que si no hay resultados por la gestión realizada te echan a la calle. Un país de locos…

Asi que por el bien de este país: Laporta … no pidas la independencia de Cataluña…. Ah y por el bien de los políticos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s