El ratón y el gato.


Nos pasamos la vida jugando al escondite como el gato y el ratón. Unos persiguen y otros son perseguidos. Unos buscan como engañar, atrapar, dominar a los demás y otros intentan salir ilesos de esta aventura que es la vida.

Qué tipo de animal evolucionado somos para tener que vivir igual que viven los animales a los que llamamos irracionales. Qué nos diferencia a unos humanos de otros para que haya gatos y ratones. Me gustaría saber la respuesta, y mentiría si dijera que la quería saber sólo por curiosidad. La verdad es que querría saberla para convertirme en gato en vez de ratón.

Y la cuestión es que el ratón es mucho mas ingenioso, hábil, inteligente y alguna virtud mas, que el gato. Pero es el gato quien tiene atemorizado al ratón, porque en cualquier momento le puede dar el zarpazo que le mande para el “otro barrio”. Y en la vida pasa mas o menos lo mismo; de qué sirve ser despierto como un ratón si siempre hay un gato comodón, simple, sin mas iniciativa que la de aprovecharse de los demás, pero que siempre esta dispuesto a pegarte el zarpazo y arrancarte lo que has conseguido con tu esfuerzo y habilidad.

Todos conocemos a esos gatos que nos hacen la vida imposible en el trabajo o entre los “amigos”. Y si los conocemos cómo es que todavía no hemos conseguido acabar con ellos, cómo es que todavía se mantienen en nuestros círculos de amistades. Acaso no es mejor y mas listo el “ratón” entonces porque no se ha impuesto.

Cuestiones de la evolución. O simplemente cuestiones de personalidad. No será que el ratón es tímido y desconfiado de su superioridad ante el gato. Supongo que muchos sabréis quien eran Tom y Jerry, y si el ratón (si ese ratón espabilado y sin complejos) vencia al gato con todas sus tretas, por qué nosotros no vamos a poder acabar con todos esos gatos que nos rodean….

Anuncios

Un pensamiento en “El ratón y el gato.

  1. La verdad es que es una entrada agradabilísima de leer y además tiene ese no sé qué que despierta la empatía del lector. Bueno sí que sé qué es ese no sé qué; es la esencia humana captada como una foto, esa cosa que hace grandes al Quijote o a Las sonatas de Valle…

    Es curioso como, mientras en la naturaleza los roles de gato y ratón pertenecen a especies distintas, en el hombre los roles de gato y ratón pertenecen a la personalidad, a la irracionalidad. Maldita educación deficiente… ¿Crees que los bien educados alguna vez incurrirían en la infamia de convertirse en gatos?

    Un saludo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s