De juzgado de guardia


No sé si recordareis una serie que habia en la televisión hace ya muchos años que se titulaba “Juzgado de guardia”. Trataba de eso, de la vida en un juzgado de guardia durante la noche pero visto con el humor del absurdo. Pues eso mismo es lo que estoy viviendo ahora mismo. El absurdo.

Estoy de visita vacacional en las tierras del nooeste peninsular y uno no se termina de acostumbrar a ver ciertas cosas. Me resultan absurdos ciertos comportamientos que se han convertido en normales en esta sociedad anormal.

Cómo es posible que un chaval de 18 años mal contados, sin oficio ni beneficio (es decir con un modulo en electricidad como estudios y sin trabajo como empleo) conduzca un coche de 6 millones de pesetas (al cambio actual 36.000 euros), como es posible que marque la hora de retorno a casa de sus padres cuando el no trabaja y los demas si.

Este es un caso particular y concreto. pero lo preocupante no es que exista un caso concreto, si no que se haya convertido en una generalidad y que se extienda como la espuma. No hablo de la tan traida y llevada generación Ni-ni ( que bien podria entrar en ella el “ejemplar” del que hablo. Hablo de jovenes que imponen su dictadura a sus padres y familiares, hablo de familias al servicio de niñatos que sin haber hecho nada en su vida exigen beneficios que algunos de sus padres ni han drifrutado ni disfrutran tras largos años de trabajo.

Por eso hablo de juzgado de guardia, por que es una situacion que bordea el absurdo. No digo que tengamos que volver a aquello de “cuando seas padre comeras huevos”, como se decia hace años, pero tampoco que vayamos al otro extremo. Por qué esta sociedad actual sólo saber moverse de un extremo a otro sin parar en el término medio. No sería mas lógico un comportamiento por padres e hijos mas próximo a un equilibrio de exigencias y dadivas. No sería mas lógico que los padres exijan a sus hijos unos compromisos por parte de los jovenes a cambio de darles lo que les piden. No seria mas lógico que los hijos pidieran cosas mas razonables en relación a lo que aportan a su familia y a la sociedad.

Se que es una reflexion que caera en saco roto porque esta sociedad ha consagrado el exceso y extremo como virtud, ha consagrado la exageracion como creencia, y el exceso de ego como religion. Asi no creo que llegemos demasido lejos, ni la sociedad ni sobre todo las familias que han creado, alimentado y ahora mantenido a estos nuevos jovenes llenos de derechos y vacios de deberes. Esa es la sociedad de ahora, donde algunos tienen todos los derechos en detrimento de los de los demas.

Anuncios

Un pensamiento en “De juzgado de guardia

  1. Nieves dice:

    Eso nos pasa por no haber enseñado a esta gente lo que significa respeto.
    Hemos confundido o han confundido libertad con libertinaje.
    Decía Sabater en su libro “Ética para Amador” que si haces lo que quieres constantemente te conviertes en esclavo de tus caprichos, y eso es que está ocurriendo, los ni-ni son gente que no saben lo que significa las palabras, sacrificio, esfuerzo, compañerismo, solidaridad o si lo saben no las quieren aplicar.
    Saludos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s