Nacionalismos …

Es gracioso ver la historia de la humanidad y ver que cada cierto tiempo el ser humano realiza los mismos actos.  No voy a ser negativo diciendo que el hombre lo único que repite son los errores, que sería verdad, pero no toda. El hombre repite la historia continuamente, comete los errores y luego los soluciona, cuando los ha solucionado desgraciadamente vuelve a cometer los mismos.
No dire que los nacionalismos sean un error, y hablo de todos los nacionalismos (esto para ponerme la venda antes de que me tireis la piedra). No soy centralista porque si lo fuera tambien seria un nacionalista, aunque los centralistas no lo quieran reconocer.
 
Pero bueno voy a centrarme en lo que quiero que estoy dando explicaciones a un problema que ni siquiera he planteado. Evidentemente hablo de eso que ahora esta tan en la boca de todo, qué es España (que creias, que ya iba a hablar de los nacionalismos, pues no, todavia no). Esta España en la que debatimos desde cuándo existe, que quién la forma, que si me quieren o no me quieren, que para qué esta, y un monton de preguntas muchas de ellas profundisimamente superficiales e inutiles.Y digo que voy a hablar de España porque según esta la cosa ahora mismo no puedo hablar de otra cosa. La nación española, ese es el término conflictivo. El término nación implica un contenido sentimental, que no todos tenemos. Deberiamos hablar del estado español, porque eso si es una concepción política e institucional. El estado es una creación politica, una forma de organizar un territorio. Por eso ahora tenemos el estado de la autonomias y no la nacion de las autonomias (concepto totalmente imposible desde el punto de vista politico).
 
En este estado español, organizado mediante autonomias conviven varios sentimientos nacionales. Dudo mucho que cualquiera de ellos no tenga actualmente una transforndo ideologico o politico lo suficiente importante como para desvirtuar totalmente ese sentimiento. Hay un sentimiento nacional españolista (que dicen que representa el centralismo, desde luego no deberia ser asi, porque no debería ser excluyente); luego tenemos los sentimientos nacionalistas (llamados perifericos, ahi esta el error, no son perifericos, ni deberian ser separatistas, son simplemente nacionalismos integrados dentro de una comunidad estatal-nacional superior territorialmente): vascos, catalanes, gallegos, y cada vez mas. Ahora toda comunidad tienen sentido nacional, incluso las regiones ya tienen sentimiento nacional (el bierzo, por ejemplo) dentro de poco las ciudades y pueblos tambien lo van a tener.
Estos sentimientos nacionalistas deberían exisitir porque son la representación de nuestro pasado. Me explico: España es un pais de poblacion mas o menos homogenea, pero con un territorio lo suficientemente grande como para que entre unos territorios y otros haya diferencias en cierto modo considerables. No solo hablo del idioma, recurso manido de los nacionalismos politicos del siglo XIX, XX y ahora XXI, sino de otras muchas cosas a las que no se les da tanta importancia, por lo menos de cara hacia fuera para justificar la creacion de una nacion.
Pongamos un ejemplo de lo que digo. Euskadi o el Pais Vasco, o euskalerria, o etc. Bueno pues Euskadi ademas del euskera tiene una gran cantidad de signos de identidad propios que los “diferencian” del resto de los españoles. Desgraciadamente los politicos sólo usan lo mas llamativo y lo mas facil de implantar para justificar su nacionalismo politico. En este caso como en otros muchos el idioma.
Ahi nos encontramos con esa mania de intentar imponer el idioma a toda costa a la poblacion como seña de identidad. Y digo imponer que no otra cosa, porque sobre todo en Cataluña el idioma se esta convirtiendo en una imposicion. Me parece bien, muy bien, que en Cataluña se hable catalan, o que en Euskadi se hable euskera, o en Galicia gallego, ya digo me parece genial pero que no se imponga a la población igual que no se impone que sepan bailar sardanas, o partir troncos o hacer castellets.
Y todo esto viene a cuenta de la situación que se esta creando ahora en este que dicen es nuestro pais. Nosotros como siempre al reves que el resto de la humanidad, no se si porque nos pensamos unos visionarios o porque siempre vamos a remolque de lo que pasa en el resto del Mundo. Lo digo por este afan disgregador, por esta mania de independizar, de fragmentar, de separar. No lo digo solo por los nacionalismos independentistas sino por multitud de facetas. En los estudios se eliminan las asignaturas generales y las visiones de conjunto por una especializacion tan alta que impide que los estudiantes lleguen a tener una vision de conjunto ya no de la sociedad, del mundo, etc, sino de su propia carrera o disciplina. Fragmentamos tanto la administracion que para montar un negocio dependes de 3 o 4 ministerios distintos.
Insisto en que la diversidad es sin duda alguna una de la mejores cosas que tenemos. No solo en España sino también en Europa o en el Mundo. Que sería del ser humano si todos fueramos iguales y no hubiera nada distinto de lo que aprender o a lo que respetar. Sin embargo en el Mundo y en Europa esa diversidad la usamos para unirnos, para crear cosas mayores, con mas puntos de vista, con una riqueza de opiniones que nos permitan avanzar. Aqui en España sin embargo esa diversidad la usamos para tirarnosla a la cabeza, para decir que no nos quieren, para separarnos, pero fundamentalmente y por parte de la minoria de la clase politica para aferrarse a su sillon a costa del progreso y el enriquecimiento que nos produciria el hecho de aceptarnos todos, de integrarnos todos en un concepto superior en un marco de igualdad juridica y economica en el que la diversidad sirviera en vez de para separarnos para integrarnos.
Ahora esta muy de moda la integracion de los inmigrantes. En Cataluña, tierra, segun sus politicos, de integracion y respeto a los demas, se permite que una niña musulmana vaya con velo islamico al colegio (cosa que me parece razonable porque a mi entender es algo que no molesta a nadie) pero sin embargo no te dejan poner los carteles de las tiendas es castellano (porque esto si debe ofender a la moral de los catalanes).
En fin con estos despropositos y distintos varemos a la hora de afrontar la realidad es complicado que las cosas vayan a acabar bien.
La razon, la diosas razon, debería juzgar las cosas como son, el acto en si, con un mismo criterio, pero si a la razon la añadimos los intereses politicos, ideologicos, economicos, etc entonces ya la hemos fastidiado.
En fin algun dia nos daremos cuenta de que pelearnos por ser distintos tiene menos sentido que unirnos en la diversidad.
Anuncios