Diamantes de sangre.

Acabo de ver "Diamantes de sangre", otra pelicula en la que buscamos arreglar el mundo. Un hombre bueno luchando por una buena causa. Un mundo en guerra, un mundo en el que nos matamos todos los dias unos a otros, en el que nos pisoteamos para ser un poco mejor que el otro. EL mundo que todos conocemos.
El cine, la television, los libros, todos intentan que seamos un poco mas buenos, que luchemos por los derechos de los demas, pero al final no podemos cambiar nada. ¿Y por que? Porque el mal esta dentro de nosotros, porque tenemos guerras dentro de nosotros, en nuestras familias, en nuestro entorno mas cercano. Como vamos a cambiar el mundo, si no podemos arreglar lo que tenemos al lado. Me canso de mirar las noticias y ver que el mundo esta hecho una mierda, de que todos mintamos para salvar el culo, de que no somos mas que una panda de comodas nenazas que no hacen nada para solucionar el problema.
Pero ¿qué vamos a hacer?. Somos nada en este mundo. Somos un cero al  izquierda. Para poder cambiar algo del mundo lo primero que tendriamos que hacer es cambiar nosotros mismos, acabar con nuestra guerra, con nuestra guerra por saber realmente quienes somos y que queremos ser.
No somos capaces de cambiarnos a nosotros mismos para poder cambiar el mundo. No tenemos la solucion para que nuestras familias vivan en paz y pretendemos que el mundo entero viva en paz. No nos entendemos entre hermanos y pretendemos que los palestinos y los judios se entiendan. No nos decimos la verdad a la cara sin jugarnos apenas nada y pretendemos que nos digan la verdad del 11-M con lo que se estan jugando los partidos y el poder.
Que ilusos somos. Es gracioso pensar que queremos cambiar el mundo cuando no somos capaces de arreglar lo que tenemos al lado. Es gracioso pero sobre todo es triste, muy triste.
Anuncios