El derecho a ser egoista

En un mundo como el que vivimos puede sonar graciosa la afirmacion del titulo. Ahora que todo el mundo dice que vivimos es un mundo plagado de egoismo e individualismo, yo reclamo el derecho a ser egoista. Y no es algo contradictorio, sino algo completamente logico.
 
Si todos somos puro egoismo, si sólo es importante lo que nos pasa a nosotros, por qué debemos aguantar las exigencias de los demas. Si todos vamos a ser egoistas, yo el primero. Que necesidad tenemos de aguantar las demandas mas o menos absurdas de los demas, de escuchar sus problemas, de atender sus peticiones, por qué no reclamar nuestro derecho a ser egoistas y a que se nos atienda con la misma insistencia con la que los demas reclaman que les atiendan a ellos.
Parece que vivimos en un mundo de egocentrismo cuyo maximo exponente es el yo y el egoismo que eso conlleva. Preocuparnos por los demas esta bien, es justo y diria que hasta bueno. Pero al final lo que esta bien y es bueno para nosotros es preocuparnos de nosotros mismos. Os dareis cuenta que no digo que sea justo, pero a quién le importa la justicia en este mundo, parece que a nadie, por tanto porque preocuparme de ella. Seamos como V, venguemos a la justicia que conocimos, seamos los mas egoistas para que la gente conozca su propia forma de ser. Apretemos para ver hasta donde es capaz de llegar el mundo.
El Dr. Gregory House (personaje de ficcion televisiva) es un ejemplo curioso. Alguien que se considera por encima de todos, solo supeditado a su ego y a su conocimiento, con su propia  moral y normas, que estruja a los demas hasta limites insospechados y con una franqueza la mayoria de las veces dolorosa. Amargado por naturaleza, porque la desconfianza hacia sus semejantes le hace vivir en una burbuja ajena a los demas. No es egoista, es que no cuenta con los demas, es el y su mundo, es el egoismo en su estado maximo y mas puro. Los demas estan al servicio de uno, para lograr lo que su ego y su pensamiento consideran necesario para lograr los objetivos que tiene en su vida y en su trabajo.
No es desde luego un ejemplo precisamente ejemplarizante para seguir pero si muchas de sus posturas son muy utiles en una vida en la que hay que estar defendiendo constantemente nuestro espacio vital (hasta la publicidad de coches se ha dado cuenta de lo necesario que es para el ser humano su espacio vital).
Asi que seamos egoistas, pero no para ofender sino simplemente para defendernos del egoismo de los demas. Demos cancha para saber el comportamiento de los demas, pero a la menor muestra de egoismo ajeno, ataquemos y dejemos claro que todos somos capaces de ser egoistas y que con esa postura generalizada no vamos a llegar a ningun lado, y menos aun a una posible convivencia pacifica (algo cada vez mas complicada en el mundo en el que estamos)
Anuncios